616 27 33 47 de 09:00h a 18:00h

¡Cuida tu rostro con delicadeza con un producto sostenible, vegetal y compostable!
Esponja 100% vegetal, sin colorantes ni aditivos. Sus fibras naturales permiten una limpieza y exfoliación suave, incluso de las pieles más sensibles. Favorece la microcirculación sanguínea.

Diámetro 6cm (8cm rehidratada)

Se vende a granel, sin embalaje. 

Escoge una de las 7 variedades:

Natural
Todo tipo de pieles. Exfoliación suave.

Limón
Propiedades astringentes y depurativas. Cierra los poros de la piel y restaura la luminosidad. Pieles mixtas y grasas.

Aloe Vera
Propiedades suavizantes, hidratantes y regeneradoras. Todos los tipos de piel.

Arcilla roja
Favorece la renovación celular y descongestiona. Pieles maduras, secas o con manchas.

Carbón de bambú
Propiedades depurativas y desintoxicantes por su contenido en antioxidantes y minerales. Pieles mixtas, grasas o con tendencia acneica.

Lavanda
Propiedades calmantes, reparadoras y regeneradoras de la piel. Pieles sensibles y atópicas.

Té verde
Purifica y refina la textura de la piel. El té verde, rico en antioxidantes, ayuda a conservar la elasticidad de la piel. Todos los tipos de piel.

INGREDIENTES:

Raíz de amorphophalus konjac, una planta asiática más polvo de lavanda, carbón activo, limón, rcilla roja, etc. dependiendo de la variedad. Sin conservantes, sin plástico, naturalmente sostenible, 100% fibras naturales, por lo tanto 100% biodegradable. Sin colorantes ni aditivos artificiales.

USO:

Primer uso: deja la esponja de konjac en agua tibia de unos 5 minutos. Entre usos, rehidrátala simplemente pasándola esponja bajo agua tibia.

Una vez que la esponja Konjac se haya suavizado, masajea suavemente la cara y/o el cuerpo con movimientos circulares con o sin un producto de limpieza.

Después de cada uso: enjuagua bien la esponja Konjac y escúrrela suavemente, luego guárdala en un lugar seco.

La vida de la esponja es de varios meses; cuando la esponja comience a descomponerse (desmoronamiento significativo), cámbiala.

RECOMENDACIONES:

No retuerzas la esponja de konjac.

Cuélgala entre usos para que se seque al aire.

Para depurar la esponja de posibles bacterias, hiérvela de vez en cuando durante 10 minutos en agua.